Con cada vez más frecuencia, nos encontramos que el alumbrado público de nuestras calles utiliza iluminación LED.

La iluminación led, al igual que en nuestros hogares,  también presenta una serie de ventajas.

Te lo contamos en este post.

Ventajas de la iluminación led en el alumbrado público

La iluminación Led ya está muy presente en nuestras casas y hemos podido comprobar las múltiples ventajas que ello nos supone.

En el ámbito público, la iluminación led también conlleva una serie de beneficios.

Un menor consumo energético: lo que, por lo tanto, se traduce en un ahorro económico.

La iluminación es mejor y más eficiente: ilumina las zonas necesarias con una luz potente.

Fuente: www.ledsolar.com

De este modo disminuye la contaminación lumínica ya que la luz se focaliza exactamente la zona deseada.

Es más amigable con el medio ambiente: la iluminación led no cuenta con ningún componente peligroso como el mercurio.

Además es un tipo de iluminación mucho más duradera , por lo que los residuos que se producen también son menores.

– Es fácil de utilizar: la iluminación led se puede regular, por lo que se puede elegir la potencia y si es necesario encenderla o no según las características de la zona.

Es bastante resistente: es un tipo de iluminación que no suele dar problemas a pesar de que se produzcan cambios bruscos de temperatura.

– Una tecnología fácil y eficaz: la tecnología permite controlar la luz según sea necesaria, iluminar lugares públicos o monumentos de determinada forma, lo que beneficia a la apariencia de las ciudades.

Además permite llevar un control más detallado sobre consumo, gasto de energía…

alumbrado público led

Orígenes del alumbrado público

Ya desde la antigüedad, los núcleos habitados se vieron en la necesidad de alumbrar sus calles para poder transitar y para evitar posibles ataques en la oscuridad de la noche.

En Francia, en el siglo XVI se instó a los vecinos a que colgaran una luz en la puerta de sus casas para iluminar las calles.

Fuente: www.wikipedia.org

Esa primera y rústica iluminación fue evolucionando, pasando por el gas y llegando finalmente, las primeras farolas eléctricas.

La tecnología de la iluminación led sigue imponiéndose en la actualidad y ya en prácticamente todos los lugares se está produciendo esa transición hacia un alumbrado público completamente led.

 

¿Qué es la iluminación LED? LED es un acrónimo de las palabras inglesas Light Emitting Diode, que significa diodo emisor de luz.

Henry Joseph Round (1881-1966) fue el primero en observar la luz emitida por un diodo de carburo de sicilio en 1970, pero fue Oleg Vladimírovich Lòsev (1903-1942) quien desarrollo el primer led en 1927 y treinta y cinco años más tarde, en 1962, Nick Holonyack comenzaría a utilizarlo en la industria mientras trabajaba como científico asesor en un laboratorio de General Electric en Syracuse (Nueva York).

Los ledes se han utilizado desde hace años en diversos dispositivos, sobre todo en botones para indicar estados de apagado y encendido. En sus inicios los colores de las luces led eran sólo en rojo, verde o amarillo y con una intensidad muy baja, pero los avances que ha habido, nos ofrecen actualmente distintos tonos y tienen la suficiente fuerza para iluminar una habitación, utilizarlas en los automóviles…

Y no sólo esto, las ventajas de este tipo de iluminación son numerosas, tanto para el medio ambiente, la salud y para nuestros bolsillos.

  1. Su utilización nos permite ahorrar hasta 9 veces más que las incandescentes y 2 veces más que las fluorescentes CFL, ahorrando hasta 100€ al año, sumándole a esto la larga duración de las LEDs.
  2. La iluminación LED nos permite ahorrar en el consumo de carbón, se necesitarían menos plantas nucleares y las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera se reducirían considerablemente.
  3. Las ledes tienen una vida útil de 70,000 horas, esto significa, que si por ejemplo las utilizáramos en nuestros hogares, tendríamos que cambiar las bombillas cada 15-30 años.
  4. Son libres de tóxicos en su composición y cumplen con las regulaciones ROHS, lo que significa que no tienen ningún tipo de metal pesado como el plomo, mercurio o cadmio, perjudiciales para la salud. Pueden ser desechadas de forma segura en la basura.
  5. Al ser de estado sólido, a diferencia del resto, pueden ser reciclables.
  6. Estas bombillas no causan acumulación de calor, lo que se traduce en que no se desperdicia la energía en calor, ambientes más frescos y menos carga en los sistemas de refrigeración, y como resultado ahorros en el consumo de aires acondicionado elimina peligro de quemaduras al tacto.
  7. Al ser dispositivos de estado sólido son muy resistentes a las vibraciones o golpes, lo que lleva a generar menos basura en vertederos.
  8. Su durabilidad, gama de color, eficiencia y pequeño tamaño, permite utilizar este tipo de luz con más variedad de diseño y formas de instalación.
  9. Reduce el cansancio visual al proporcionar una luz más equilibrada y uniforme, evitando los puntos de luz calientes y el deslumbramiento.
  10. Los LEDs proporcionan luz sin parpadeos, a diferencia de los tubos fluorescentes y las CFL.

Estos son 10 de los beneficios que nos aporta este tipo de iluminación, pero no los únicos, por eso Sensaled apuesta por la comercialización de productos LED, ofreciendo un gran abanico de posibilidades más que recomendables para incorporar a tu vida ¿A qué esperas?

Fuentes: xatakahome, iluminaciónledya

La iluminación LED nos ayuda en nuestro día a día

Al finalizar la lectura de este artículo, seguro que estarás de acuerdo con el titular, ya que el uso de la iluminación LED puede sin duda ser de gran ayuda en nuestras rutinas diarias.

Para empezar, en los años 90 fue como empezó a usarse masivamente el led, pero no como iluminación si no en televisiones y pantallas. Seguro que recuerdas que se hablaba mucho de las pantallas LCD.

Incluso hoy en día se emplea un sistema de retroiluminación LED en las pantallas por que utilizan aproximadamente un 30% menos de energía. Además su peso es más liviano y su tamaño más compacto, lo que supone una gran ventaja no sólo en estos aparatos sino también en los ordenadores portátiles, móviles y demás.

Asimismo dedicamos para iluminar adecuadamente nuestros hogares alrededor de un 20% de la electricidad que consumimos.

Si sustituimos una bombilla incandescente estándar de unos 60W por una bombilla LED de 10W (que viene a ser su equivalente), conseguimos un ahorro gracias a este pequeño cambio, algo que podemos ir trasladando al resto de nuestra iluminación y obtener así una mayor ahorro.

Ten también en cuenta que no solo economizamos por el consumo eléctrico si no por que tienen una vida útil bastante más larga, aunque inicialmente sean más caros.

Respecto al alumbrado público, aunque raramente reparemos en ello, las bombillas LED ofrecen una luz blanca direccional, en diferencia de ese brillo amarillo que desprenden las tradicionales, mejora que no solo es estética, también contribuye a reducir la polución lumínica.

Y por si esto no era suficiente, también podemos usar la iluminación LED para facilitarnos las labores agrícolas, es decir, aunque lo normal es cultivar al aire libre, algunos agricultores están empezando a hacerlo bajo techo, con lo que consiguen mejorar el rendimiento, reducir drásticamente el uso de fertilizantes y ni hablemos del consumo de agua. Además del ahorro energético, otra de sus ventajas es que al producir menos calor se pueden colocar más cerca, permitiendo su crecimiento en espacios reducidos.

Véase como ejemplo la fábrica de plantas más grande el mundo situada en Japón, que cuenta en sus instalaciones con más de 17.500 bombillas LED para cosechar aproximadamente unas diez mil lechugas diarias.

Alumbrado público LED en 2025

Philips y The Climate Group se unen en un llamamiento para reclamar que todo el alumbrado público sea renovado a iluminación LED antes del año 2025. Durante la Climate Week NYC (Semana del Clima de Nueva York) se ha aprovechado para pedir a todos los gobiernos locales de las ciudades, y a todas las compañías eléctricas, que se animen a renovar todo su alumbrado público para aprovechar las ventajas de la iluminación LED. Y se ha puesto una fecha y un plazo: antes del año 2025. ¿Por qué esperar más a adoptar las ventajas de la iluminación LED? La tecnología ya está desarrollada y es accesible, no hay excusas para mejorar el alumbrado público de todas las ciudades del planeta. Además, se ha demostrado sobradamente que el ahorro en consumo energético justifica, y hace rentable, la renovación de la iluminación por tecnlogía LED.

Si todos los gobiernos locales y empresas eléctricas adoptaran la tecnología de iluminación LED, se contriburía de forma decisiva a la lucha contra el cambio climático: se conseguiría una gran reducción en las emisiones de carbono a la atmósfera, altamente contaminante y principal responsable del cambio climático que nos amenaza. Además, la La demanda energética aumenta anualmente más del doble, y es necesario plantearse ambiciosos objetivos para poder atenderla. No es posible satisfacer tal demanda sólo con los obsoletos actuales dispositivos de iluminación.

Además, no debemos olvidar las obvias y ya conocidas ventajas en el ahorro que supone adoptar la iluminación LED. Al renovar todo el alumbrado público por iluminación LED se conseguiría un ahorro energético sobre el consumo de electricidad de un 50%. Además, se conseguirían unas calles mucho mejor iluminadas, más seguras para conductores y peatones, y se reduciría la cada vez más elevada contaminación lumínica.

Street Light National Program

La India ha anunciado su voluntad de invertir 3,5 crore, unos 473.000 euros, para substituir su antiguo alumbrado público por la nueva tecnología de iluminación LED. A través de su programa Street Light National Program (Pograma Nacional de Alumbrado Público), la India dedicará medio millón de euros para reemplazar sus farolas convencionales, su actual y obsoleto alumbrado público, por dispositivos de iluminación LED.

El principal objetivo del Street Light National Program es promover una iluminación eficiente substituyendo el obsoleto alumbrado público. Además, el programa pretende concienciar a toda la población del conveniente uso de equipos de eficiencia energética, que ayuden a las familias a reducir el gasto en las facturas de electricidad del hogar y, al mismo, contribuir entre todos a preservar el medio ambiente.

Al substituir los actuales puntos de luz convencionales, que forman el alumbrado público, por nuevos dispositivos LED, el consiguiente ahorro obtenido en el consumo energético, y la dráctica reducción de los costes de mantenimiento de estos dispositivos, convierte al Street Light National Program de la India en una inversión recuperable y rentable a medio plazo. Además, al mismo tiempo que el ahorro económico, se promueve la preservación del medio ambiente al utilizar elementos no tóxicos, se reduce la contaminación lumínica actual, y se aumenta la seguridad de las vías y carreteras públicas al ofrecer una iluminación más eficaz en el alumbrado público.

Página siguiente »