Luces LED, ¿en qué me fijo para comprarlas? Ventajas del ahorro de energía

 

En este blog solemos hablar sobre las ventajas y nuevos avances de las luces LED  muy a menudo, pero si aún tienes dudas sobre por qué debes utilizar artículos de iluminación LED, a continuación detallaremos algunos a modo de resumen:

(más…)

las bombillas led contaminan menos, sabes por qué.

 

Ya nadie se sorprende cuando decimos que hoy en día estamos inmersos en plena era tecnológica y digital, algo que sin duda alguna tiene muchas ventajas, pero también muchos inconvenientes, entre otros, que dependemos demasiado de la electricidad, la cual tiene un papel demasiado fundamental en nuestras vidas.

De la misma forma, tampoco es novedad que para ello necesitamos consumir una cantidad excesiva de energía para poder generar todo la electricidad que hoy necesitamos, es decir, esto podemos traducirlo para que sea más entendible. Para hacernos una idea, mundialmente “liberamos tres veces más dióxido de carbono al generar electricidad que toda la industria de la aviación”. No cabe duda de que es un dato a tener en cuenta.

Para remediar de alguna manera este problema, podemos recurrir a la iluminación LED, ya que tan solo necesita una ínfima parte de la energía para generar luz, todo lo contrario que la gran mayoría de las luminarias actuales. Estas, que para generar luz calientan un filamento y brilla, pierden el 90% de la energía que consumen en calor, es decir, tan solo generan un 10% de luz. Este es otro dato a tener en cuenta.

Por todo esto, no es de extrañar que a las bombillas LED se las considere tan eficientes y esté cada vez más recomendado su uso.

Pero ¿sabes que podemos encontrar dentro de un LED? por que para las personas poco entendidas en iluminación, las ventajas del LED pueden no comprenderse a priori. Si quieres profundizar algo más en el tema puedes leer nuestro artículo sobre las diferencias entre tipos de bombillas.

Realmente, dentro de las bombillas LED encontramos dos láminas de un material semiconductor, que gracias a las nuevas investigaciones de los científicos destinados a esto, sabemos que afortunadamente, en un futuro nada lejano, toda la iluminación LED será 10 veces más eficiente.

Sin duda esto supone una gran noticia para todos los que estamos concienciados con el ahorro energético.

Bombillas LED y otros tipos

 

¿Sabías que la bombilla incandescente que funcionaba en laboratorios se inventaron en 1878 por Joseph Swan? pero en 1879, Thomas Alva Edison, contribuyó produciendo una bombilla práctica y viable, que lució durante 48 horas ininterrumpidas, aunque Heinrich Göbel, un relojero alemán, tres décadas antes ya fabricaba lámparas funcionales y cinco años después logró que funcionaran hasta 400 horas.

Hoy en día contamos con varios tipos de bombillas que se adaptan a nuestras necesidades, pudiendo suponer además un ahorro extra para nuestra cartera.

Veamos las diferencias entre tipos de bombillas y cómo funcionan:

• Bombillas Incandescentes:

Es la de menor rendimiento luminoso, de entre 12 a 18 lm/W (lúmenes por vatio), con una vida útil de unas 1.000 horas. No ofrece una buena reproducción de los colores y además su eficiencia es muy baja ya que solo convierte en luz visible aproximadamente el 15% de la energía que consume, un 25% en energía calorífica y el 60% restante en ondas no perceptibles como la luz ultravioleta e infrarroja, que también se acaban convirtiendo en calor.

Consta de un filamento de wolframio o tungsteno muy fino, encerrado en una ampolla de vidrio en la inicialmente se le hacía el vacío, aunque ahora se rellena con un gas noble (normalmente kripton), para evitar que la combustión del filamento por las altas temperaturas que logra. Incluye además un casquillo metálico, en el que se instalan las conexiones eléctricas además de fijarla al portalámparas por medio de una rosca o bayoneta.

Según la potencia que tenga la lámpara, la ampolla de vidrio varía su tamaño, puesto que la temperatura que alcanza el filamento es muy alta. Cuanta más potencia, más calor desprende, por lo que la superficie de enfriamiento debe ser mayor.

En 2009 se inició una retirada progresiva de este tipo de bombillas.

• Bombillas de Iluminación LED:

Las bombillas LED Son las más eficientes. Puede contener desde 3 hasta 20 series de LED y están fabricadas con suficiente densidad de material activo, cuántos mayor sea más luz dará. El más extendido consta de 3 o 5 LEDs de alta densidad.

Consumen hasta un 80% menos que una bombilla incandescente, con una vida útil de hasta 50.000 horas. Aguantan muchos ciclos, es decir, veces que se enciende y se apaga la luz, además no generan calor y reproduce muy bien los colores.

• Fluorescentes de bajo consumo:

No se aconsejan para lugares de paso breve como pasillos, ya que no alcanza su máxima potencia hasta unos segundos después de encenderse, además de que su continuo encendido y apagado reducen su vida útil. Consumen hasta un 80% menos que la bombilla incandescente y duran entre 6.000 y 10.000 horas.

• Halógenas:

Tienen una vida útil de aproximadamente 2.000 horas, consumen un 30% menos que las incandescentes. Se encienden instantáneamente y dan una luz muy natural.

Recomiendan utilizar iluminación LED para ahorrar más

Según el Foro Económico Mundial (la prestigiosa institución internacional), el 20% del consumo total eléctrico se gasta en iluminación. Al constantar esta evidencia, desde el Foro de Davos se recomienda adoptar la tecnología LED en vez de mantener el actual poco eficiente y contaminante alumbrado. El reemplazar estas tecnologías de iluminación obsoletas puede conseguir un ahorro de hasta el 90% en la factura de consumo energético.

Del total de la factura eléctrica, el 18% de la energía consumida se destina a la iluminación de la vivienda habitual. Y en el entorno laboral, en las oficinas, el consumo eléctrico en iluminación sube hasta un 30% del total del gasto. Por este motivo, el substituir el actual sistema de iluminación por bombillas LED, mucho más eficientes, permite ahorrar más y además también beneficia a la conservación del medio ambiente.

Según los especialistas, la tecnología LED sobresale por la alta eficiencia energética, logrando una iluminación más brillante y mucho más nítica respecto a los dispositivos anteriores: “lo cual logra un ahorro energético de hasta un 90%, sin perder la potencia en la cantidad y calidad de la luz”.

La duración de las bombillas LED puede llegar hasta las 80.000 horas de vida útil, en comparación con los viejos incasdencentes (alrededor de mil horas de uso) y los fluorescente, con una vida útil estimada de 10.000 horas como máximo.

Pero evidentemente, además de adoptar dispositivos de iluminación LED, para ahorrar también es imprescindible y complementario el aprovechar al máximo la luz natural, y apagar las luces innecesarias.

Las Palmas apuesta por la iluminación LED para ahorrar

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (en las Islas Canarias) ha decido apostar por la iluminación LED. Ha decidido substituir toda la vieja iluminación de las Casas Consistoriales por la tecnología LED. El objetivo planteado es ahorrar más de 5.000€ al año en consumo eléctrico y potenciar la eficiencia energética. Además, dejarán de emitirse más de 27 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, aumentando su compromiso con el medio ambiente y cumpliendo las exigencias de la Unión Europea en protección medioambiental.

Se ha contabilizado que se substituirán las actuales 414 luminarias, entre tubos fluorescentes, lámparas incandescentes, lámparas dicroicas y proyectores exteriores, por dispositivos de tecnología LED que ofrecen un mayor ahorro en el consumo y una iluminación mucho más eficiente que la actual. Sin olvidar la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, causantes del efecto invernadero. El ahorro en las cuentas anuales del Ayuntamiento de Las Palmas se calcula en más de 117.864,96€, además de reducir también todos los costes de mantenimiento, por la mayor durabilidad de las bombillas LED y su ciclo de vida mucho más largo que la de los dispositivos de iluminación anteriores.

Página siguiente »