Tiras LED: qué debo saber antes de comprarla

En este artículo sobre Tiras LED: qué debo saber antes de comprarla, vamos a explicarte qué debes tener en cuenta, es decir, en qué aspectos debes fijarte.

Son muchas las posibilidades de iluminación que aporta el LED y ni hablemos de la cantidad de ventajas que conseguimos al utilizarlo, pero en la mayoría de ocasiones no tenemos muy claro como sacarle el máximo partido. (más…)

Bombillas LED regulables, recomendaciones

Dentro de las opciones que la iluminación led ofrece, encontramos bombillas led regulables y no regulables ( “dimmable” en inglés, seguro que es una palabra que has visto muchas veces en todo lo relacionado con la iluminación, pero que quizá no se te había ocurrido preguntarte lo que significaba).

Por supuesto, no todas las bombillas led son regulables, es decir, las bombillas deben estar fabricadas expresamente para ser reguladas, con el objetivo de poder funcionar adecuadamente con energía alterna, de lo contrario parpadearían y se acabarían fundiendo. Mientras que las bombillas LED que trabajan con energía continúa se pueden regular sin ningún tipo de problema ni parpadeo.

Las bombillas que trabajan mediante energía alterna, producen ese parpadeo ya que  normalmente la onda eléctrica de este tipo de energía oscila siempre entre el polo negativo y el positivo, pero de manera tan rápida que el ojo humano no percibe esta fluctuación. El problema aparece al alargar esta longitud de onda, algo que se produce cuando bajamos la intensidad de luz, entonces el cambio del polo negativo al positivo ocurre más lentamente y se vuelve perceptible a nuestros ojos.

La solución es más sencilla de lo que parece, si pretendemos regular la intensidad de la luz que emiten nuestras bombillas, debemos asegurarnos de comprar bombillas led regulables o en su defecto, con un transformador de electricidad continua (mejor si es D.C en lugar de A.C.).

En caso de que necesites adquirir un regulador, desde Sensaled te aconsejamos que no sean nunca por pulsos, puesto que las bombillas led reguladas por pulsos siguen parpadeando y no consiguen bajar su intensidad de luz.

Puede ocurrir también que apenas consigas graduar la intensidad de luz aunque ya dispongas de regulador y simplemente hayas cambiado de bombillas, esto suele ser motivo de que no es compatible con bombillas led. Debemos tener en cuenta que los reguladores trabajan en función del consumo, es decir, una bombilla halógena media consume 50w frente a 3 o 9w de las bombillas led, por lo que si el regulador está pensado para 8 bombillas (50×8= 400w) baja la intensidad hasta 50w, pero si se trata de iluminación led (9×8= 72w) no encuentra apenas consumo para bajar de intensidad, por lo que esa regulación no es del todo perceptible.

De todas formas, no dudes en consultarnos tu caso en concreto y te aconsejaremos de manera personaliza sobre las bombillas led regulables que necesitas y el regulador que mejor se adapte a tus necesidades.

La iluminación LED nos ayuda en nuestro día a día

Al finalizar la lectura de este artículo, seguro que estarás de acuerdo con el titular, ya que el uso de la iluminación LED puede sin duda ser de gran ayuda en nuestras rutinas diarias.

Para empezar, en los años 90 fue como empezó a usarse masivamente el led, pero no como iluminación si no en televisiones y pantallas. Seguro que recuerdas que se hablaba mucho de las pantallas LCD.

Incluso hoy en día se emplea un sistema de retroiluminación LED en las pantallas por que utilizan aproximadamente un 30% menos de energía. Además su peso es más liviano y su tamaño más compacto, lo que supone una gran ventaja no sólo en estos aparatos sino también en los ordenadores portátiles, móviles y demás.

Asimismo dedicamos para iluminar adecuadamente nuestros hogares alrededor de un 20% de la electricidad que consumimos.

Si sustituimos una bombilla incandescente estándar de unos 60W por una bombilla LED de 10W (que viene a ser su equivalente), conseguimos un ahorro gracias a este pequeño cambio, algo que podemos ir trasladando al resto de nuestra iluminación y obtener así una mayor ahorro.

Ten también en cuenta que no solo economizamos por el consumo eléctrico si no por que tienen una vida útil bastante más larga, aunque inicialmente sean más caros.

Respecto al alumbrado público, aunque raramente reparemos en ello, las bombillas LED ofrecen una luz blanca direccional, en diferencia de ese brillo amarillo que desprenden las tradicionales, mejora que no solo es estética, también contribuye a reducir la polución lumínica.

Y por si esto no era suficiente, también podemos usar la iluminación LED para facilitarnos las labores agrícolas, es decir, aunque lo normal es cultivar al aire libre, algunos agricultores están empezando a hacerlo bajo techo, con lo que consiguen mejorar el rendimiento, reducir drásticamente el uso de fertilizantes y ni hablemos del consumo de agua. Además del ahorro energético, otra de sus ventajas es que al producir menos calor se pueden colocar más cerca, permitiendo su crecimiento en espacios reducidos.

Véase como ejemplo la fábrica de plantas más grande el mundo situada en Japón, que cuenta en sus instalaciones con más de 17.500 bombillas LED para cosechar aproximadamente unas diez mil lechugas diarias.

las bombillas led contaminan menos, sabes por qué.

 

Ya nadie se sorprende cuando decimos que hoy en día estamos inmersos en plena era tecnológica y digital, algo que sin duda alguna tiene muchas ventajas, pero también muchos inconvenientes, entre otros, que dependemos demasiado de la electricidad, la cual tiene un papel demasiado fundamental en nuestras vidas.

De la misma forma, tampoco es novedad que para ello necesitamos consumir una cantidad excesiva de energía para poder generar todo la electricidad que hoy necesitamos, es decir, esto podemos traducirlo para que sea más entendible. Para hacernos una idea, mundialmente “liberamos tres veces más dióxido de carbono al generar electricidad que toda la industria de la aviación”. No cabe duda de que es un dato a tener en cuenta.

Para remediar de alguna manera este problema, podemos recurrir a la iluminación LED, ya que tan solo necesita una ínfima parte de la energía para generar luz, todo lo contrario que la gran mayoría de las luminarias actuales. Estas, que para generar luz calientan un filamento y brilla, pierden el 90% de la energía que consumen en calor, es decir, tan solo generan un 10% de luz. Este es otro dato a tener en cuenta.

Por todo esto, no es de extrañar que a las bombillas LED se las considere tan eficientes y esté cada vez más recomendado su uso.

Pero ¿sabes que podemos encontrar dentro de un LED? por que para las personas poco entendidas en iluminación, las ventajas del LED pueden no comprenderse a priori. Si quieres profundizar algo más en el tema puedes leer nuestro artículo sobre las diferencias entre tipos de bombillas.

Realmente, dentro de las bombillas LED encontramos dos láminas de un material semiconductor, que gracias a las nuevas investigaciones de los científicos destinados a esto, sabemos que afortunadamente, en un futuro nada lejano, toda la iluminación LED será 10 veces más eficiente.

Sin duda esto supone una gran noticia para todos los que estamos concienciados con el ahorro energético.

En los hogares españoles cada vez nos preocupa más el consumo eléctrico. Reducir la factura de la luz es algo que nos interesa especialmente, y en meses como este donde se incrementa exponencialmente debido a la calefacción, aún más. Hacernos una idea de lo que más consume es necesario para permitirnos, en la medida de lo posible, reducir al máximo esa factura de la luz que tanto nos preocupa.

En 2011 el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) presentó un informe donde analizaba el consumo energético de los hogares españoles, del que se desprende que un español medio consume 10.521 kW/h. Los hogares mediterráneos, distribuyen este consumo de la siguiente manera:

El 40,9% en la calefacción (incluyendo bomba de calor, calefactor, convector, radiador, caldera), el 25,6% los electrodomésticos, el 19,6% en el calentador del agua, le sigue la cocina con un 7,1%, la iluminación un 5,7% y el aire acondicionado un 1,1%.

Cómo ahorrar en la factura de la luz con iluminación led

Una de las cosas que debemos tener en cuenta son los W (vatios), nos dice cuanto consume, en otras palabras, a menos vatios, mayor ahorro en la factura.

Aunque a simple vista el consumo en iluminación parece relativamente bajo, siguiendo algunos sencillos consejos podría economizarse bastante y conseguir el “objetivo español común” de rebajar nuestra factura eléctrica.

Utilizar bombillas de iluminación LED, para economizar podemos ir sustituyendo las que tenemos conforme vayan dejando de funcionar, ya que además de ser las más eficientes, tienen una vida media sensiblemente superior a otras luminarias, hasta 50.000 horas. Ten en cuenta que si las encendiéramos una media de 4 horas diarias, podrían funcionar durante aproximadamente de 30 años. Su consumo eléctrico es muy inferior, teniendo en cuenta que con la misma intensidad de luz, una bombilla de iluminación led consume unos 12W frente a 60W de una incandescente (consumen hasta un 80% menos). Al mismo tiempo la iluminación LED, nos ayuda a reducir el consumo en aire acondicionado, ya que una bombilla incandescente normal, transforman el 85% de la electricidad que consumen en calor.

Página siguiente »