LED y salud ¿La iluminación LED mejora tu calidad de vida? Parte 1

Los artículos LED, además del ahorro energético y económico pueden ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida, nuestro rendimiento laboral o en los estudios, incluso puede usarse en tratamiento terapéuticos.

Por el contrario, también puede tener efectos negativos para nuestra salud si por ejemplo contamos con luminarias de diseño deficiente, pudiendo ser un factor de riesgo para algunas enfermedades como la epilepsia o incluso producir daños en nuestra visión a largo plazo.

 

En este artículo intentaremos explicaros las principales características que debe tener un buen sistema de iluminación LED de manera que no perjudique tu salud y se adapte a lo que necesitas, además de la importancia de una buena instalación y manipulación de luminarias LED.

 

¿Cómo afecta la iluminación a la salud?

 

* Según la intensidad de la luz:

  • Deslumbramiento ocular
  • Calentamiento del ojo

 

* Según el espectro de luz

 

* Según el parpadeo de la luz o efecto estroboscópicos.

 

Si estudiamos más en profundidad cada uno de ellos, descubrimos lo siguiente:

 

¿Cuáles son los efectos del deslumbramiento?

La intensidad de luz que puede concentrar el LED supera a las tradicionales, si estos niveles son muy elevados puede provocar delumbraciones, que no suelen tener mayor importancia salvo en situaciones que puedan resultar peligrosas como cuando estamos conduciendo.

Por ello lo aconsejable es evitar que esta intensidad lumínica nos alcance a la vista, no usando lámparas LED que excedan nuestras necesidades ni enfoquen directamente a los ojos, algo que tanto los diseñadores como los instaladores ya tienen en cuenta gracias a normas de ergonomía visual que evitan posibles deslumbramientos.

 

Efectos negativos del calentamiento ocular

Los artículos de iluminación LED no producen este tipo de calentamiento en los ojos, salvo cuando hablamos de láser LED, siendo estos los verdaderamente peligrosos.

 

¿Cómo afecta a nuestra salud el parpadeo que produce la luz?

A este parpadeo que efectúa la luz también llamado efecto estroboscópico, suele darse en prácticamente todas la fuentes artificiales de luz, aunque no siempre podemos percibirlo.

Dependiendo de la frecuencia, pueden provocar diferentes efectos negativos, según diferentes estudios al respecto:

  • Con aproximadamente ~3-70Hz, puede ocasionar ataques epilépticos.
  • En cambio, hasta 165Hz, corremos el riesgo de padecer dolores de cabeza, malestar e incluso alteración en la visión entre otros.

Según estudios realizados al respecto, solemos percibir parpadeos con frecuencias de hasta unos 200Hz aunque no afectan a todas las personas por igual, su posibles efectos suelen depender de la sensibilidad de cada uno y de otros factores tales como:

  • Intensidad de luz: cuánto mayor sea la intensidad producirá mayores efectos.
  • Color de la luz emitida, los que más afectan son el color rojo y el azul.
  • Frecuencia.
  • Diferencias en la modulación, es decir, entre el valor máximo y mínimo de la luz, cuanto mayor es la diferencia, mayor efecto provocan.

 

Continuaremos con esta serie de artículos sobre los efectos de la iluminación LED en nuestra salud, no te lo pierdas.