¿Qué es la iluminación LED? LED es un acrónimo de las palabras inglesas Light Emitting Diode, que significa diodo emisor de luz.

Henry Joseph Round (1881-1966) fue el primero en observar la luz emitida por un diodo de carburo de sicilio en 1970, pero fue Oleg Vladimírovich Lòsev (1903-1942) quien desarrollo el primer led en 1927 y treinta y cinco años más tarde, en 1962, Nick Holonyack comenzaría a utilizarlo en la industria mientras trabajaba como científico asesor en un laboratorio de General Electric en Syracuse (Nueva York).

Los ledes se han utilizado desde hace años en diversos dispositivos, sobre todo en botones para indicar estados de apagado y encendido. En sus inicios los colores de las luces led eran sólo en rojo, verde o amarillo y con una intensidad muy baja, pero los avances que ha habido, nos ofrecen actualmente distintos tonos y tienen la suficiente fuerza para iluminar una habitación, utilizarlas en los automóviles…

Y no sólo esto, las ventajas de este tipo de iluminación son numerosas, tanto para el medio ambiente, la salud y para nuestros bolsillos.

  1. Su utilización nos permite ahorrar hasta 9 veces más que las incandescentes y 2 veces más que las fluorescentes CFL, ahorrando hasta 100€ al año, sumándole a esto la larga duración de las LEDs.
  2. La iluminación LED nos permite ahorrar en el consumo de carbón, se necesitarían menos plantas nucleares y las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera se reducirían considerablemente.
  3. Las ledes tienen una vida útil de 70,000 horas, esto significa, que si por ejemplo las utilizáramos en nuestros hogares, tendríamos que cambiar las bombillas cada 15-30 años.
  4. Son libres de tóxicos en su composición y cumplen con las regulaciones ROHS, lo que significa que no tienen ningún tipo de metal pesado como el plomo, mercurio o cadmio, perjudiciales para la salud. Pueden ser desechadas de forma segura en la basura.
  5. Al ser de estado sólido, a diferencia del resto, pueden ser reciclables.
  6. Estas bombillas no causan acumulación de calor, lo que se traduce en que no se desperdicia la energía en calor, ambientes más frescos y menos carga en los sistemas de refrigeración, y como resultado ahorros en el consumo de aires acondicionado elimina peligro de quemaduras al tacto.
  7. Al ser dispositivos de estado sólido son muy resistentes a las vibraciones o golpes, lo que lleva a generar menos basura en vertederos.
  8. Su durabilidad, gama de color, eficiencia y pequeño tamaño, permite utilizar este tipo de luz con más variedad de diseño y formas de instalación.
  9. Reduce el cansancio visual al proporcionar una luz más equilibrada y uniforme, evitando los puntos de luz calientes y el deslumbramiento.
  10. Los LEDs proporcionan luz sin parpadeos, a diferencia de los tubos fluorescentes y las CFL.

Estos son 10 de los beneficios que nos aporta este tipo de iluminación, pero no los únicos, por eso Sensaled apuesta por la comercialización de productos LED, ofreciendo un gran abanico de posibilidades más que recomendables para incorporar a tu vida ¿A qué esperas?

Fuentes: xatakahome, iluminaciónledya

El pasado 1 de septiembre, las luces halógenas pasaron a ser historia, gracias a un nuevo plan desarrollado por la Unión Europea, que sustituye el alumbrado clásico por las luces LED. (más…)

Reciclaje de bombillas LED

La importancia que tiene el reciclaje y más concretamente el reciclaje de bombillas LED es algo que todos sabemos, en mayor o menor medida, todos reciclamos, sobre todo los artículos normales de papel, cartón, envases, latas, vidrio y demás… pero en ocasiones, no tenemos tan claro cómo y sobre todo dónde podemos reciclar lo demás.

Al igual que ocurre con las pilas y los productos electrónicos, es muy importante reciclarlos para evitar la contaminación que pueden emitir pero en la mayoría de ocasiones nos lo impide el desconocimiento y la falta de “contenedores” en los que poder depositarlos una vez terminada su vida útil. (más…)

¿Sabes cómo escoger la bombilla LED que tu casa necesita? explicación completa sobre partes de una bombilla

Algo aparentemente tan sencillo como escoger la bombilla LED que tu casa necesita puede convertirse en un problema si no sabemos en qué datos debemos fijarnos y qué significa cada uno de ellos.

Para ello, la Asociación Española de la Industria LED (ANILED) y la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid (FENERCOM), han colaborado con la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad Autónoma de Madrid (DGIEM) para llevar a cabo una guía explicativa sobre qué debes tener en cuenta para saber cómo escoger la bombilla LED que tu hogar necesita. (más…)

¿Sabes cuánta luz necesitas en cada habitación?

No por tener más cantidad de luz vamos a obtener mejores resultados, es importante que cada estancia posea la cantidad de luz apropiada para una correcta iluminación.

Una buena iluminación necesita de luz óptima, sin escasez, ya que los ojos se ven obligados a forzar, y esto provoca fatiga visual, que a su vez ocasiona jaquecas, escozor, irritación, pesadez en los párpados, etc, pero tampoco excesos, algo que deriva en deslumbramiento, traducido en sensación de molestia como si un foco nos apuntara directamente a los ojos, y al cabo de unos minutos nos causa igualmente fatiga visual.

Ni que decir tiene que también nos afecta al bolsillo, además supone un gasto extra y repercute de manera negativa en el medio ambiente (en gran medida, la producción de energía eléctrica, se basa en la quema de combustibles fósiles la cual emite gases que provocan el efecto invernadero).

El nivel de iluminación se mide en lux (lx), que viene derivado de otra unidad llamada lumen (lm), que mide el flujo luminoso. Un lux equivale aproximadamente a un lumen por metro cuadrado.

Para los que no sois expertos, esto puede resultar un tanto pesado, por lo que a modo de resumen y a groso modo, os detallamos una recomendación para el nivel de iluminación recomendado para el hogar:

– Cocina: entre los 200-300 lx, aumentando hasta los 500 lx en el espacio de trabajo (dónde se cortan y cocinan los alimentos).

– Dormitorios: se aconsejan niveles no muy altos:

Adultos: 50-150 lx, recomendando aumentar hasta 500 lx en las cabeceras de las camas, para leer, preferiblemente con bombillas led enfocadas.

Niños: unos 150 lx hasta 300 en las zonas de actividades, lectura o juegos.

– Salón: entre 100-300 lx, aumentando hasta 500 lx con iluminación led focalizada para facilitar la lectura o el trabajo, y disminuyendo a 50 lx para ver la televisión.

– Baño: con poca iluminación va bien, unos 100 lx, que podemos aumentar hasta 500 en la zona del espejo, también con iluminación LED focalizada.

– Escaleras y pasillos: en general 100 lx.

A continuación, como referencia de ejemplo, os explicamos en una tabla las equivalencias en lumen por vatios (W) para bombillas LED:

Tabla equivalencia de vatios y lúmenes para una buena iluminación con bombillas led

Los valores indicados únicamente son válidos para bombillas LED y lámparas LED en general.

Ten en cuenta que las bombillas LED para según que aplicaciones emiten su luz en una única dirección (ángulo solido), por lo que a veces es conveniente sustituirlas por tubos LED que emiten su luz en todas direcciones.Los valores indicados únicamente son válidos para bombillas LED y lámparas LED en general.

 

Página siguiente »