¿Qué es la iluminación LED? LED es un acrónimo de las palabras inglesas Light Emitting Diode, que significa diodo emisor de luz.

Henry Joseph Round (1881-1966) fue el primero en observar la luz emitida por un diodo de carburo de sicilio en 1970, pero fue Oleg Vladimírovich Lòsev (1903-1942) quien desarrollo el primer led en 1927 y treinta y cinco años más tarde, en 1962, Nick Holonyack comenzaría a utilizarlo en la industria mientras trabajaba como científico asesor en un laboratorio de General Electric en Syracuse (Nueva York).

Los ledes se han utilizado desde hace años en diversos dispositivos, sobre todo en botones para indicar estados de apagado y encendido. En sus inicios los colores de las luces led eran sólo en rojo, verde o amarillo y con una intensidad muy baja, pero los avances que ha habido, nos ofrecen actualmente distintos tonos y tienen la suficiente fuerza para iluminar una habitación, utilizarlas en los automóviles…

Y no sólo esto, las ventajas de este tipo de iluminación son numerosas, tanto para el medio ambiente, la salud y para nuestros bolsillos.

  1. Su utilización nos permite ahorrar hasta 9 veces más que las incandescentes y 2 veces más que las fluorescentes CFL, ahorrando hasta 100€ al año, sumándole a esto la larga duración de las LEDs.
  2. La iluminación LED nos permite ahorrar en el consumo de carbón, se necesitarían menos plantas nucleares y las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera se reducirían considerablemente.
  3. Las ledes tienen una vida útil de 70,000 horas, esto significa, que si por ejemplo las utilizáramos en nuestros hogares, tendríamos que cambiar las bombillas cada 15-30 años.
  4. Son libres de tóxicos en su composición y cumplen con las regulaciones ROHS, lo que significa que no tienen ningún tipo de metal pesado como el plomo, mercurio o cadmio, perjudiciales para la salud. Pueden ser desechadas de forma segura en la basura.
  5. Al ser de estado sólido, a diferencia del resto, pueden ser reciclables.
  6. Estas bombillas no causan acumulación de calor, lo que se traduce en que no se desperdicia la energía en calor, ambientes más frescos y menos carga en los sistemas de refrigeración, y como resultado ahorros en el consumo de aires acondicionado elimina peligro de quemaduras al tacto.
  7. Al ser dispositivos de estado sólido son muy resistentes a las vibraciones o golpes, lo que lleva a generar menos basura en vertederos.
  8. Su durabilidad, gama de color, eficiencia y pequeño tamaño, permite utilizar este tipo de luz con más variedad de diseño y formas de instalación.
  9. Reduce el cansancio visual al proporcionar una luz más equilibrada y uniforme, evitando los puntos de luz calientes y el deslumbramiento.
  10. Los LEDs proporcionan luz sin parpadeos, a diferencia de los tubos fluorescentes y las CFL.

Estos son 10 de los beneficios que nos aporta este tipo de iluminación, pero no los únicos, por eso Sensaled apuesta por la comercialización de productos LED, ofreciendo un gran abanico de posibilidades más que recomendables para incorporar a tu vida ¿A qué esperas?

Fuentes: xatakahome, iluminaciónledya

Tiras LED: qué debo saber antes de comprarla

En este artículo sobre Tiras LED: qué debo saber antes de comprarla, vamos a explicarte qué debes tener en cuenta, es decir, en qué aspectos debes fijarte.

Son muchas las posibilidades de iluminación que aporta el LED y ni hablemos de la cantidad de ventajas que conseguimos al utilizarlo, pero en la mayoría de ocasiones no tenemos muy claro como sacarle el máximo partido. (más…)

Reciclaje de bombillas LED

La importancia que tiene el reciclaje y más concretamente el reciclaje de bombillas LED es algo que todos sabemos, en mayor o menor medida, todos reciclamos, sobre todo los artículos normales de papel, cartón, envases, latas, vidrio y demás… pero en ocasiones, no tenemos tan claro cómo y sobre todo dónde podemos reciclar lo demás.

Al igual que ocurre con las pilas y los productos electrónicos, es muy importante reciclarlos para evitar la contaminación que pueden emitir pero en la mayoría de ocasiones nos lo impide el desconocimiento y la falta de “contenedores” en los que poder depositarlos una vez terminada su vida útil. (más…)

¿Sabes cómo escoger la bombilla LED que tu casa necesita? explicación completa sobre partes de una bombilla

Algo aparentemente tan sencillo como escoger la bombilla LED que tu casa necesita puede convertirse en un problema si no sabemos en qué datos debemos fijarnos y qué significa cada uno de ellos.

Para ello, la Asociación Española de la Industria LED (ANILED) y la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid (FENERCOM), han colaborado con la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad Autónoma de Madrid (DGIEM) para llevar a cabo una guía explicativa sobre qué debes tener en cuenta para saber cómo escoger la bombilla LED que tu hogar necesita. (más…)

Bombillas LED y otros tipos

 

¿Sabías que la bombilla incandescente que funcionaba en laboratorios se inventaron en 1878 por Joseph Swan? pero en 1879, Thomas Alva Edison, contribuyó produciendo una bombilla práctica y viable, que lució durante 48 horas ininterrumpidas, aunque Heinrich Göbel, un relojero alemán, tres décadas antes ya fabricaba lámparas funcionales y cinco años después logró que funcionaran hasta 400 horas.

Hoy en día contamos con varios tipos de bombillas que se adaptan a nuestras necesidades, pudiendo suponer además un ahorro extra para nuestra cartera.

Veamos las diferencias entre tipos de bombillas y cómo funcionan:

• Bombillas Incandescentes:

Es la de menor rendimiento luminoso, de entre 12 a 18 lm/W (lúmenes por vatio), con una vida útil de unas 1.000 horas. No ofrece una buena reproducción de los colores y además su eficiencia es muy baja ya que solo convierte en luz visible aproximadamente el 15% de la energía que consume, un 25% en energía calorífica y el 60% restante en ondas no perceptibles como la luz ultravioleta e infrarroja, que también se acaban convirtiendo en calor.

Consta de un filamento de wolframio o tungsteno muy fino, encerrado en una ampolla de vidrio en la inicialmente se le hacía el vacío, aunque ahora se rellena con un gas noble (normalmente kripton), para evitar que la combustión del filamento por las altas temperaturas que logra. Incluye además un casquillo metálico, en el que se instalan las conexiones eléctricas además de fijarla al portalámparas por medio de una rosca o bayoneta.

Según la potencia que tenga la lámpara, la ampolla de vidrio varía su tamaño, puesto que la temperatura que alcanza el filamento es muy alta. Cuanta más potencia, más calor desprende, por lo que la superficie de enfriamiento debe ser mayor.

En 2009 se inició una retirada progresiva de este tipo de bombillas.

• Bombillas de Iluminación LED:

Las bombillas LED Son las más eficientes. Puede contener desde 3 hasta 20 series de LED y están fabricadas con suficiente densidad de material activo, cuántos mayor sea más luz dará. El más extendido consta de 3 o 5 LEDs de alta densidad.

Consumen hasta un 80% menos que una bombilla incandescente, con una vida útil de hasta 50.000 horas. Aguantan muchos ciclos, es decir, veces que se enciende y se apaga la luz, además no generan calor y reproduce muy bien los colores.

• Fluorescentes de bajo consumo:

No se aconsejan para lugares de paso breve como pasillos, ya que no alcanza su máxima potencia hasta unos segundos después de encenderse, además de que su continuo encendido y apagado reducen su vida útil. Consumen hasta un 80% menos que la bombilla incandescente y duran entre 6.000 y 10.000 horas.

• Halógenas:

Tienen una vida útil de aproximadamente 2.000 horas, consumen un 30% menos que las incandescentes. Se encienden instantáneamente y dan una luz muy natural.

Página siguiente »